julio 6, 2022

Hallux Valgus

LOS SÍNTOMAS DEL «HALLUX VALGUS»

El «Hallux Valgus», también llamado «Juanete», es una desviación anormal del dedo gordo hacia el segundo dedo (hacia el exterior). El hueso llamado «primer metatarsiano» se desplaza al contrario del dedo gordo, hacia el interior del pie y la articulación entre el metatarsiano y la primera falange del dedo gordo (articulación metatarso-falángica) forma un saliente sobre el borde interno del pie.

Se forma una deformación del pie que dificulta el calzado.

Schéma représentant un hallux valgus, ou oignon du pied, provoquant une déviation de l’axe du gros orteil et l’apparition d’une boule sur la surface du pied (cf. description détaillée ci-après)

En ocasiones es totalmente indoloro, pero a menudo duele durante la marcha. La zona deformada («Juanete») frota contra el zapato y puede formar callosidades.

Este contacto puede crear una inflamación en la bolsa que recubre la articulación (bursitis), y el «Juanete» se pone rojo, caliente y doloroso. Para evitar el contacto, era muy típico agujerear el interior de las zapatillas.

¿Y por qué se forma?

30 % de la población, y un 2% de los niños padecen Hallux Valgus.

Entre el 90 y el 95 % de los casos, el hallux valgus afecta a las mujeres. El 90% de ésos casos comienza entre los 40 y los 50 años.

Estás más expuesto si:

  • se es mujer;
  • si los padres lo han padecido. Hasta un 25% de casos hereditarios;
  • si tienes un pie largo y un primer dedo largo, características del «pie egipcio» (otro día os contamos los tipos de pies);
  • ¡si llevas zapatos de talón alto con punta estrecha!;
  • si has pasado la menopausia: Se produce una relajación de las estructuras fibrosas, lo que estira el antepié;

¿Y LA EVOLUCIÓN?

Sin tratamiento, se agrava hacia la deformación, hasta el punto de cruzar sobre el segundo dedo. Además, el apoyo del peso se desplaza hacia los otros dedos, favoreciendo las durezas, y las deformidades en «garra», además de una artrosis precoz.

Los episodios de inflamación pueden degenerar en heridas recurrentes, y en caso de las personas frágiles, como los diabéticos, llegar hasta la articulación o incluso el hueso.

TRATAMIENTO

Existe un tratamiento quirúrgico para modificar la orientación del dedo. El problema, es que si no se modifica la pisada, el «hallux valgus» puede reaparecer.

Un método estupendo es el utilizar los denominados «barefoot», calzado ancho en el antepié y de suela muy fina para imitar la marcha descalzado, que evita que los dedos estén comprimidos hacia el interior, y al mismo tiempo, combinarlo con separadores de dedos, que reorienten hacia la dirección correcta.

Y en cuanto al tratamiento activo, es imprescindible pasarse por el fisio para que te enseñe a trabajar la musculatura separadora del dedo gordo, que tiene tendencia a estar atrofiada e incluso casi inutilizada. Podemos estimularla con corrientes eléctricas y ayudar a tomar conciencia del movimiento.

Puedes buscar este tipo de calzado, ¡después de hablar con tu fisio!, por ejemplo en éste link:

The Foot Collective: www.tfctienda.com

¡Compártelo!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Artículos relacionados

Thrust n´ Go

Taller impartido por Xavi Grevol. Un día para aprender a manipular, conocer otras variantes y

Leer Más
Esta página utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia para los usuarios y marketing.    Más información
Privacidad